Mexillon de Galicia | Preparación

Preparación

Cuando adquiera Mejillón de Galicia fresco extraiga el mejillón de su envase y lávelo. Con un chorro de agua fría es suficiente, ya que el Mejillón de Galicia que llega al mercado cumple las condiciones higiénico-sanitarias exigidas. Cuanto más se lave, más perderá su característico sabor a mar.

Es posible que encuentre algunas adherencias duras en las conchas, pero no es necesario eliminarlas ya que forman parte del hábitat natural del mejillón, y en la cocción potenciarán el sabor a mar.

Una vez lavados, los mejillones deben conservarse en lugar fresco, preferentemente en el frigorífico, hasta el momento de su preparación. Según sea la presentación culinaria y la elección del consumidor, se puede extraer el biso (filamentos que segrega el molusco de forma natural para fijarse al sustrato).

Por lo tanto:

-No lavar en exceso

-No fregar ni rascar las conchas para sacar adherencias duras

-Quitar el biso según elección