Mexillón de Galicia solicita en Europa un cambio en la normativa de etiquetado de las conservas

8 mayo, 2014

El Consejo Regulador del Mexillón de Galicia está decidido a seguir dando a batalla en Bruselas para lograr un etiquetado del mejillón más transparente y veraz. Y con tal fin, presentará ante la Comisión Europea una propuesta de modificación de la reglamentación sobre información alimentaria al consumidor. Como parte de la campaña, el Consejo ya ha emprendido una ronda de contactos para buscar el apoyo de las instituciones, de los partidos políticos y de las organizaciones sindicales y de consumidores de Galicia.

Como consecuencia de la reciente reforma de la Política Común de Pesca, el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de la UE decidieron eliminar el artículo 42.2 de la propuesta de la Organización Común de Mercados, así que a partir del 13 de diciembre de 2014, los productos de mejillón en conserva procedentes de terceros países dejarán de estar obligados a indicar en el etiquetado el nombre de la especie envasada y su origen.A criterio del Consejo Regulador del Mexillón de Galicia, esta ocultación de información en el etiquetado favorecerá el engaño del consumidor, con prejuicio de sus derechos e intereses, al tiempo que compromete la viabilidad de todos los agentes de la cadena del mejillón cultivado, transformado y elaborado en Galicia. Antes del 13 de diciembre próximo, la Comisión Europea está obligada a presentar un informe sobre la necesidad de una nueva legislación sobre información obligatoria en aquellos productos donde el ingrediente principal represente más del 50% del alimento. El Consejo Regulador considera que este es el caso de las conservas de mejillón, así que solicitará una revisión de la actual normativa de etiquetado.

Por este motivo, el Consejo Regulador presentará la próxima semana ante la Comisión Europea un documento en el que propone una normativa que establezca la obligación de indicar el origen del mejillón foráneo en conserva, que actualmente está a inundar el mercado europeo. El objetivo es sensibilizar a la Comisión Europea sobre la situación específica que está sufriendo el Mexillón de Galicia y que estas circunstancias se tengan en cuenta de cara a la modificación normativa.Además de remitir el señalado informe a Bruselas, el Consejo Regulador ha emprendido en Galicia una ronda de contactos para recabar apoyos. Así, el presidente del Consejo Regulador, Francisco Alcalde, trasladó el documento a la Conselleira do Medio Rural e do Mar, así como a todos los candidatos a las elecciones europeas de los partidos políticos con representación en el Parlamento Gallego: Francisco Millán Mon (PP), José Blanco (PSOE), Ana Miranda (BNG) y Lidia Senra (AGE), solicitando su adhesión.Para lograr que la propuesta de modificación del etiquetado llegue a la Comisión Europea con un amplio apoyo social, el Consejo Regulador también quiere contar con el apoyo de las organizaciones sindicales y las asociaciones de consumidores, así como con el resto de los productores europeos, con los que mantiene relaciones a través de su participación en la Asociación Europea de Productores de Moluscos (AEPM/EMPA).

Contexto
Desde la entrada en vigor del Acuerdo de Libre Comercio de la UE con Chile, que estableció en el 2007 un arancel cero para las exportaciones chilenas, el Consello Regulador ha detectado una progresiva sustitución del Mexillón de Galicia por el chorito chileno en los enlatados.Así, mientras que en 2006 se comercializaron en los puertos gallegos más de 180 millones de kilos de mejillón con destino a la industria transformadora, en el 2012 esa cifra cayó hasta los 79 millones de kilos. Se da la circunstancia de que los principales importadores de chorito chileno a la Unión Europea son empresas gallegas que, en muchas ocasiones, juegan al equívoco con la información sobre el origen del producto, aprovechándose así del prestigio adquirido por la DOP Mexillón de Galicia.Esta situación, aparte de lesionar los derechos del consumidor, tal y como ha denunciado en reiteradas ocasiones el Consejo Regulador, está debilitando las industrias conserveras locales que trabajan con mejillón cultivado en Galicia. Si no prospera la modificación de la normativa de etiquetado, la industria transformadora podría verse abocada a cerrar sus puertas, incrementando los niveles de desempleo en las comarcas dependientes del mar.

El ejemplo de este impacto negativo lo tenemos en otros países europeos con gran tradición de elaboración de conservas de mejillón, como Dinamarca, donde las importaciones de chorito ocasionaron en diez años el cierre del 80% de las plantas de procesado.

Descargas
– Informe para la Comisión Europea sobre la indicación obligatoria del lugar de origen para los ingredientes que representen más del 50% de un alimento, en virtud del artículo 26.5.f) del Reglamento (UE) 1169/2011